TERAPIA ENERGÉTICA.

La Terapia Energética, T.E.R considera la energía como la pieza fundamental que influye sobre la salud y el bienestar del ser humano. TER reestructura el cuerpo energético a través de sus meridianos y distintos puntos, teniendo como objetivo lograr ese bienestar y equilibrio físico y mental del paciente, mediante la correcta canalización de dicha energía.

Sesiones individuales

Las sesiones duran una hora y transcurren en una camilla, en la que la persona va siendo suavemente guiada a través de una relajación que la permitirá acceder más fácilmente a un estado de mayor tranquilidad, manteniéndose plenamente consciente todo el tiempo y sintiendo el flujo energético así como innumerables sensaciones.

Durante las sesiones entran en funcionamiento las energías  que en contacto con el cuerpo ayudan a  la liberación de bloqueos tanto emocionales como físicos, así como  cualquier tipo de dependencia, ansiedad, estrés, etc. Restableciendo en la persona un estado de mayor estabilidad, tranquilidad y equilibrio, llevando al nivel energético y emocional a su inicio, en el que la armonía es la que impera en la vida cotidiana.

Termografía infrarroja, análisis de la temperatura de las manos al comienzo de una sesión.

Esta terapia consta de dos sesiones, pudiendo en algunos casos ser de un máximo de cuatro tratamientos:

 

  • Superación dependencias,  onicofagia (hábito de comerse la uñas), tabaquismo,  etc.
  • Control de la ansiedad.
  • Equilibrar estados emocionales,
  • Recuperar el equilibrio físico.
  • Armonizar la mente.
  • Potenciar las habilidades personales.
  • Superación de miedos, fobias.
  • Control de la vida y no las circunstancias la que las controlan.